22:56 h. Sábado, 22 de Septiembre de 2018

INTERNACIONALES

Dos bombarderos supersónicos de largo alcance estadounidenses han sobrevolado las disputadas aguas del mar de la China Meridional unas horas antes de que los presidentes de EE.UU., Donald Trump, y China, Xi Jinping, se reúnan en Hamburgo (Alemania)

Los chinos se ponen tensos por unos bombarderos supersónicos de EEUU

Así ha criticado desde Pekín el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, citado por Reuters.

Previamente, la Fuerza Aérea de EE.UU. confirmaba en un comunicado que dos aviones B-1B Lancer, procedentes de la base estadounidense en Guam, habían sobrevolado el mar de la China Meridional para “mejorar su capacidad de combate en una misión conjunta” con las Fuerzas Aéreas de Japón.AVION B-1B-lancer

Manelix de León, periodista dominicano.  |  08 de Julio de 2017 (00:00 h.)
Más acciones:

Tensión en el mar de la China Meridional

“El vuelo y el entrenamiento nocturno con nuestros aliados de una manera segura y efectiva es una importante capacidad compartida entre EEUU y Japón”, informó el mayor Ryan Simpson, jefe de operaciones de bombarderos de la Fuerza Aérea del Pacífico.

Sin embargo, en las últimas semanas se han producido incidentes similares en el mar de la China Meridional. Hace solo cinco días Pekín envió busques militares y aviones de combate para advertir a un destructor estadounidense que había realizado una incursión cerca de las islas Paracel. Aunque Pekín considera estas aguas bajo su soberanía, Brunei, Malasia, Filipinas, Vietnam también se disputan su control.

CHINA AVION

Por su parte, Washington ha criticado que China construya pequeños islotes artificiales en el archipiélago de Spratley. Según las fotos de satélite analizadas por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés), con sede en Washington, las islas cuentan con pistas de aterrizaje, radares y refugios de misiles tierra-aire, entre otros.

Reunión entre Trump y Jinping

El vuelo de los B-1B Lancer se ha producido horas antes del crucial encuentro entre los presidentes de EE.UU. y China en Hamburgo, donde se encuentran para asistir a la cumbre del G-20.

Sin embargo, el mandatario estadounidense expresó ayer en un tuit que la cooperación entre China y EE.UU. no parece posible.

“El comercio entre China y Corea del Norte creció casi un 40% en el primer cuatrimestre.