13:01 h. Lunes, 20 de enero de 2020
Leonel y Margarita saben lo que hacen, saben simular, tienen amplia posibilidad de manejo histriónico y han sabido ganarse furtivamente un espacio a lo interno del Partido de la Liberación Dominicana.

Leonel y Margarita, más aliados que nunca.!!!

Margarita tal emperatriz Teodora, se ha erigido en una gran conciliadora, de modo tal que hacia lo interno del partido gobernante nunca ha sido vista como una retranca para la tan resquebrajada unidad de la organización política.

Manelix de León, periodista dominicano.  |  14 de noviembre de 2019 (13:06 h.)
Más acciones:

Margarita Cedeño y Leonel Fernández
Margarita Cedeño y Leonel Fernández

Margarita Cedeño de Fernández, vicepresidenta de la República Dominicana, hoy día es una de las figuras políticas más cotizadas y valoradas, y es en esa tesitura que ella ha sabido mantenerse aparentemente “neutral” en esta coyuntura, donde su marido se ha convertido incuestionablemente en el malo de la película.

Leonel y Margarita saben lo que hacen, saben simular, tienen amplia posibilidad de manejo histriónico y han sabido ganarse furtivamente un espacio a lo interno del Partido de la Liberación Dominicana. Ella es una de las cacareadas espías de las que cuenta la Fuerza del Pueblo en las entrañas del monstruo gobernante.

Ella mantendrá la pose y hará pronunciamientos que la mantengan cercana y fría ante la cúpula PLDeista. Aplaudirá y se le reirá al chiste más sangrón que hagan en su entorno, pero en ese ínterin se irá colocando en una posición de ventaja que le permita dar la estocada final a Danilo Mediana y su penco candidato sin moverse de su PLD.

No podrán convertirla en Lavinia, cuando tenga que vociferar sus intenciones, ya sabrán los danilistas quien es esa mujer. Sacará las garras cuando tenga que hacerlo. “Yo sé las cosas que están planificando, pero no podemos hacer nada contra ellos” decía un poderoso funcionario palaciego.

No hay forma a lo interno del PLD de zafarse del lastre dejado por el expresidente Leonel Fernández, ha dejado un terreno minado que en su momento estallará en el PLD: tácticas finas, dentro de una gran estratagema de barrido del que no podrá librarse el otrora gran partido morado. Ellos saben lo que hacen y lo están haciendo bien.

Fernández y sus aliados están conscientes que no ganarán las elecciones venideras, pero conocen de su capacidad de detener a su antiguo aliado impidiendo su triunfo, tienen actitud para amainarlos tanto desde adentro, como desde afuera. Estos dos frentes tan inteligentemente convocados tendrá los resultados esperados: atajar para que otro enlace, y ese gran lazo lo tiene empuñado la vicepresidenta Cedeño.

Leonel tendrá poder en ambos bandos y se erigirá en el líder de la oposición tan pronto Luis Abinader ocupe el solio presidencial. Por ahora no quiere más nada, se conforma con que sus quintas columnas hagan el trabajo y claro está que entre sus principales exponente, la figura principal, es Margarita.